Halloween party ideas 2015

 Aunque mirar porno ayuda a encender la libido, varios estudios científicos han alertado que hacerlo en exceso puede traer consecuencias negativas para la salud. La semana pasada una investigación publicada en la revista JAMA Psychiatry, alborotó aún más el avispero al revelar que los hombres que pasan muchas horas viendo material triple X pueden sufrir un deterioro en el cerebro y una reducción en su tamaño. 

Este hallazgo es, según los autores, la primera evidencia de que ver pornografía puede reducir el tamaño y las funciones del cerebro e inhibir su respuesta frente a los estímulos sexuales. El resultado es relevante si se tiene en cuenta que cerca del 80 por ciento de los adolescentes ha entrado alguna vez a este tipo de páginas y muchos las usan como principal medio de estimulación sexual. Esto quiere decir que adicionalmente a deformar su visión sobre la sexualidad, el porno digital estaría estropeando su cerebro, aún en formación. 

Para el estudio, expertos del Instituto Max Planck de Desarrollo Humano en Berlín reclutaron a 64 hombres entre los 21 y 45 años y analizaron sus hábitos de consumo de pornografía. El promedio general del grupo fue más de cuatro horas semanales. Luego les mostraron 60 imágenes de sexo explícito e igual número de fotografías sin contenido sexual para observar cómo reaccionaban sus cerebros. “Encontramos que el volumen de una región que está involucrada con el sistema de motivación y placer es más pequeña en los participantes que consumen más porno. Además, otra región vinculada a los estímulos sexuales mostró menor actividad”, señaló Simone Kühn, quien lideró el trabajo.


El efecto es mayor en los hombres porque “a ellas la pornografía no les genera tanto interés y por lo general ven este tipo de material cuando su pareja se los pide”, señaló a esta revista Heather Wood, consultora y psicoterapeuta de la Clínica Portman, en el Reino Unido.


Los expertos señalan que quienes pasan más de 11 horas semanales frente a sus pantallas viendo material triple X pueden ser más propensos a sufrir desequilibrios en sus vidas. La clave está en consumir este tipo de contenidos moderadamente, como en los tiempos anteriores a la era digital. Por ese motivo deberían establecerse leyes que eviten el acceso fácil de menores de edad a estos sitios.
Con la tecnología de Blogger.