Halloween party ideas 2015

Un perro de raza golden retriever tenía serias dificultades para alimentarse debido a la mala posición de sus dientes. Este problema llevó a la dueña de la mascota a someterlo a una curiosa ortodoncia.
“Una vez que sus dientes de adulto comenzaron a crecer, nos dimos cuenta de que no permitían que cierre su boca”, dijo Molly Moore, dueña de la mascota llamada Weslley, en una entrevista con el medio BuzzFeed.
La mascota fue llevada a la veterinaria Harborfront, ubicada en la localidad de Spring Lake (Estados Unidos), donde el padre de Molly labora. Su diagnóstico fue una condición conocida como maloclusión que impide el cierre adecuado de la mandíbula por la mala posición de los dientes. La colocación de brackets era necesaria, a pesar de que se trataba de un can y no de un ser humano. La veterinaria compartió en su página de Facebook imágenes de la ortodoncia canina que le aplicó a Weslley, quien ahora luce unos llamativos brackets en sus filudos dientes. “La buena noticia es que la corrección que necesitaba será breve, tal vez solo unas semanas” señaló el Harborfront Hospital for Animals.
Tomepalpinto.com  Redaccion 
Con la tecnología de Blogger.