Halloween party ideas 2015

Un hecho insólito se presento en el Hospital San Juan de Dios.

Todo luego de que  un paciente de 55 años, cuya identidad nos reservamos, ingresó al Hospital San Juan de Dios en condición muy delicada, según comentó una fuente al medio diario exta, luego de que el látex que recubría la yuca se reventó, lo que propició el accidente, comprometiendo  el 
intestino del paciente.
Foto cortesía de diarioextra.com

Un grupo de experimentados médicos realizó la delicada e inusual cirugía a un paciente que se perforó el recto con una yuca de 45 centímetros de largo y 8 centímetros de diámetro. 

 Sin tiempo que perder los galenos lo estabilizaron en la sala de shock y lo enviaron a la de cirugía, donde lo intervinieron y tras más de una hora lograron extraer el tubérculo, que estaba forrado con dos condones. 

 La Unidad de Emergencias Quirúrgicas informó que este tipo de práctica puede perforar el recto y generar una peritonitis secundaria, que es una infección que de no tratarse a tiempo pone en riesgo la vida de la persona. En este caso el hombre se encuentra en recuperación tras habérsele reconstruido el ano y parte de los intestinos. 

 Hay dos formas extraer el objeto, explicó un galeno que prefirió reservar su nombre, “cuando se saca el objeto de forma manual por el ano. Esto se realiza en el servicio de emergencias. Se realiza una cirugía en el colon (intestino grueso) para extraer el objeto y cuando hay perforación intestinal al paciente se le realiza una colostomía temporal”.

 Parece que esta no es una práctica aislada, por el contrario, los médicos han visto cómo las personas llegan a los centros de salud con objetos de toda índole entre las partes íntimas, tanto de mujeres como de hombres, situación que genera inconvenientes médicos. Fuentes confidenciales aseguraron que los pacientes van desde adultos hasta adolescentes que son víctimas de graves accidentes caseros que ocurrieron en momentos privados al introducirse objetos grandes en orificios corporales.

 Los exámenes de rayos X muestran los objetos más extraños hallados en el interior de pacientes, como un trozo de madera dentro de un estómago, un celular atravesado en el colon de un prisionero, botellas, focos, patas de cama, baterías, consoladores y drogas. En estos casos los doctores tienen que extraerlos porque evidentemente atentan contra la vida.

Según publica el portal de noticias diarioextra.com

Redacción / Tomepalpinto.com
Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes
seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook


Con la tecnología de Blogger.