Halloween party ideas 2015


 La verdadera historia  vivida fue en Londres en 1977  el filme "El Conjuro 2" narra el caso de Peggy Harper (40), una madre soltera que tras divorciarse de su esposo, se va a vivir con sus cuatro hijos a una casa ubicada en el distrito de Enfield, Londres. Los menores eran Margaret de 13 años, Janet (11), Johnny (10) y Billy (7).






En una entrevista del novelista y periodista Will Storr para el diario The Telegraph, Janet (ahora de 50 años) relató que los sucesos paranormales sí sucedieron. Ella fue la principal afectada por el demonio que habitaba la casa. “Cuando llegué por primera vez allí, no pasó nada durante un tiempo, pero luego vi que algunas piezas de Lego volaban por mi cuarto y lo más extraordinario fue que cuando las recogí, estaban calientes”, contó Janet.

Hubo testigos
Dentro de sus revelaciones, Janet indicó que los ruidos fuertes y los movimientos de objetos causaron que su madre Peggy llamara a la Policía del distrito porque pensaban que en el interior de la vivienda había un ladrón.


Cuando los oficiales llegaron un 31 de agosto de 1977, tampoco encontraron a nadie, pero también fueron testigos de los golpes que se escuchaban en las paredes. Los vecinos que vivían al costado de la familia también presenciaron los inexplicables hechos.

Tuvo repercusión mediática
La familia también decidió llamar al diario Daily Mirror, el cual envió a un redactor —George Fallows— y a un fotógrafo —Graham Morris— para que cubriera lo sucedido. Como ambos también fueron acosados por los entes, decidieron poner en portada la noticia un 10 de septiembre de 1977, titulando la nota “La casa de los extraños sucesos”.

Tras las violentas reacciones que mostraba Janet, como tener una voz ronca y asegurando que su nombre era “Joe Watson”, provocó que el redactor del Dayli Mirror se contactara con la Sociedad para la Investigación Psíquica (SPR), organización fundada en 1882 que aborda casos psíquicos y paranormales.

Los Warren al rescate
El representante de la SPR fue Maurice Grosse y tras investigar el tema, no pudo resolverlo. Él también se convirtió en otro testigo de “sofás y sillas flotantes, camas, baúles y mesas que giraban sobre sí, piedras y monedas que volaban en las habitaciones y ladridos sin que tengamos perros”, afirmó Janet en la entrevista.

Finalmente, los esposos Ed y Lorraine Warren pudieron resolver el caso en abril de 1979, ‘extirpando’ el demonio que habitaba en Janeth Hodgson. El caso de Enfield Poltergeist fue tan comentado que hasta se hicieron documentales.



Con la tecnología de Blogger.