Halloween party ideas 2015



1. Rodearse de personas exitosas
Lo ideal es que el círculo de amistades esté compuesto por personas más inteligentes, talentosas y exitosas que nosotros mismos. Y es que las personas que nos rodean influyen en la riqueza acumulada, así lo han comprobado diversos estudios en los que relacionan el éxito y la riqueza con las amistades cercanas.
2. Hacer networking
Si se desea obtener un mejor puesto en el trabajo y ganar más dinero, se necesita aprender habilidades sociales. Aunque se trabaje muy duro y seamos muy buenos es lo que hacemos, no es suficiente para escalar posiciones en la empresa si el jefe no ha oído hablar de uno. Hay que recordar que las oportunidades de negocios y los mejores puestos de trabajo llegan por un contacto personal o profesional, no se publican en una página de empleo.
3. No evadir las cosas difíciles
Hay que asumir más riesgos y hacer cosas que no nos agraden como levantarse más temprano o atreverse a hacer esa llamada. Las personas exitosas y millonarias no buscan comodidad ni huyen de los riesgos, por el contrario, saben que no hay recompensas sin sacrificios, y a mayor riesgo, mayor será la recompensa.
4. Leer
El hábito de la lectura es una herramienta clave en la vida de las personas más exitosas del mundo. El aprendizaje no acaba en la universidad, siempre se debe acelerar el aprendizaje y abrir la mente a nuevas habilidades, a nuevos conocimientos.
5. Juzgar menos, aceptar más
Nadie es perfecto. Todos tenemos una historia a nuestras espaldas. Así que para hacer un cambio de vida, y tener una vida realmente feliz, hay que juzgar menos al resto de personas, y aceptarlos más tal y como son … y también aceptarte uno mismo. con los errores y aciertos.

6. Hacer sólo una tarea a la vez

Gran cantidad de personas  alaban los beneficios de hacer varias cosas a la vez. Pero la ciencia ha demostrado que en realidad con esto lo que se consigue es hacer menos y ser menos efectivo en lo que se hace. Lo mejor es que hagas una sola tarea a la vez, y que no pasar a la siguiente etapa hasta que se lo haya completado. Porque si te propones conseguir demasiadas cosas al mismo tiempo, al final conseguirás no terminar nada de lo que se ha propuesto porque uno se agobiará y seguramente no se tendrá tiempo para todo.

7. Ponerse metas y trabajar en ellas

Las ganas de hacer algo no son suficientes para lograrlo; muchas veces las palabras tienen poder, pero no magia. Una vez que se ha fijado un objetivo, se debe elaborar un plan para lograrlo y comenzar a dar pasos que acerquen a ese objetivo. Si la meta es muy ambiciosa, hay que dividirla en pequeños objetivos que ayuden a alcanzarla.
via  inspirulina.com
Con la tecnología de Blogger.