Lo más reciente

¡Escalofriante! La extraña en un hospital que espanta los vecinos

martes, 18 de julio de 2017

  • Extrañas presencias llenan de historias a los vecinos y guardas del seguridad del lugar

En todas partes del mundo existen lugares escalofriantes, edificaciones que al verlas ponen los pelos de punta, en el caso de Costa Rica tenemos el Sanatorio Duran que en entregas anteriores hemos hablado de los casos que ahí han sucedido.

Ver nota aquí: Actividad paranormal en Sanatorio Duran

Esta vez se trata del hospital abandonado en Morelia, Michoacan un hospital que guarda muchas historias de lamentos y de mucho dolor de parte de los pacientes que ahí fueron atendidos.

Muchas personas incluido personal de este hospital ha testificado haber escuchado ruidos en la tranquilidad de este lugar, ruidos fuera de lo usual y que sugieren que dentro de estas paredes suceden hechos paranormales.



Guardas de seguridad del lugar aseguran aveces ver y sentir presencias extrañas como sombras que rondan por la noche, asechandolos mientras ellos hacen sus guardias, incluso, algunos aseguran que varias veces estas entidades han susurrado sus nombres al oído en la oscuridad de la noche.

Ruidos de camillas, pasos, lamentaciones de pacientes se pueden escuchar en las noches de este hospital, varios de los que ahí acuden describen una misma sombra deambulando desde el quirofano hasta la morgue del hospital, y la describen como un hombre alto de apariencia serena que atraviesa las paredes según le plazca, este aparece alrededor de las 11:00 pm.


En los pasillos también se han descrito hechos paranormales, en los cuales algunas fotografías muestran lo que parecen presencias de niños y figuras humanas que se pasean por el lugar durante la noche.

Una mujer quien según los registros acabó con su propia vida al lanzarse del octavo piso, esto después de entrar en depresión al darse cuenta que su tratamiento médico no tuvo el éxito que esperaba y que a esta solamente le restaba esperar la muerte.

Los vecinos del lugar aseguran que alguien los observa desde esa ventana del octavo piso donde la mujer se habría quitado la vida.

Redacción: Alberto Artavia
Loading...